Fotografías Históricas Años 1920 a 1929

Desde 1916 hasta 1922, Santo Domingo, sin darse nuevo gobierno que se sometiera a los invasores, soportó resignado la ocupación militar. Al fin, el gobierno de los Estados Unidos, que había pasado de Wilson a Harding, decidió poner término a aquella situación injustificada y permitió previamente la expresión de opiniones; muchas, encabezadas por la del Dr. Henríquez, demandaban la devolución pura y simple de la soberanía. Washington deseaba conservar la fiscalización hacendaría que ejercía desde 1905. Se concertó al fin el Plan Hughes-Peynado, que dejaba subsistir la Receptoría General Aduanas para aconsejar al gobierno en el manejo de fondos.

Los partidos convinieron — porque la ocupación militar ni había dejado sobrevivir el Congreso — en designar como presidente provisional a Juan Bautista Vicini Burgos (octubre 1922 a agosto de 1924) para que después se celebrarara elecciones. En ellas triunfó el veterano jefe de partido Horacio Vásquez sobre el distinguido jurista Francisco José Peynado (1867-1933), que desempeñó honroso papel en las gestiones para la restauración de la soberanía. El general Vásquez gobernó de 1924 a 1930; el Congreso, invocando una reforma constitucional de 1908, prorrogó su mandato de cuatro años seis. En febrero de 1930, oponiéndose a la perpetuación del régimen, fuese mediante reelección, fuese mediante candidatura oficial, se inició un movimiento de protesta que triunfó sin derramamiento de sangre, y asumió la presidencia provisional el Licenciado Rafael Estrella Ureña (febrero a agosto de 1930). Electo presidente el general Rafael Leónidas Trujillo Molina gobernó durante dos períodos de cuatro años (1930-1934 y 1934-1938): se realiza entonces vasta labor de reorganización desarrollo.

Censo de 1920

Desde 1920, cuando los norteamericanos auspiciaron el primer censo de población, los habitantes del país han sido contados ocho veces en distintos empadronamientos.

Desde el 1920 -en que el gobierno de ocupación de Estados Unidos hizo el primer censo de población y vivienda- hasta el 2002, la República Dominicana pasó de ser una aldea pobre y deshabitada a un país de más de 8.5 millones de habitantes con visos de modernidad, pero con profundas desigualdades sociales.

En el 1920, la población de la nación era de 894,652 habitantes, aunque debido a las condiciones adversas en que se realizó el censo el 24 de diciembre de ese año, la población se calculó en 900,000.

La República se dividía en doce provincias: Santo Domingo, San Pedro de Macorís, El Seibo, Azua, Barahona, Samaná, Pacificador, Espaillat, La Vega,  Santiago, Puerto Plata y Monte Cristi.

Las más pobladas eran cuatro: Santo Domingo, Santiago, La Vega y Azua. La primera tenía 146,652 habitantes, la segunda 123,040, la tercera  106,245 y la cuarta 101,144.  Las viviendas totalizaban 188,035.

Charles A. Lindbergh visita la capital dominicana

SANTO DOMINGO, el 4 de febrero de 1928, llegó a la ciudad de Santo Domingo, el piloto estadounidense Charles A. Lindbergh, el más distinguido en aquel momento, porque solo y a bordo de un avión monomotor, realizó en mayo de 1927 una hazaña que lo convirtió en una especie de héroe, al ser el primer piloto que cruzó el Océano Atlántico sin escalas.

Charles A, Lindbergh vino a la República Dominicana en una visita de buena vecindad.

Antes de cruzar el océano Atlántico en la pequeña aeronave, Charles A. Lindbergh era un simple un piloto de correos que trasladaba correspondencias entre las ciudades de Saint Louis y Chicago.

Había nacido en 1902 en Detroit, Michigan, y desde la adolescencia se destacó por su carácter intrépido y sus aptitudes para la mecánica.

Primero piloteó un Curtiss Jenny, sobrante de guerra, un bimotor, y luego de un año de hacer vuelos acrobáticos, entró a una escuela militar de aviación y recibió su acreditación como piloto en 1925.

Lindbergh aceptó el reto de cruzar el Atlántico sin escalas porque se le prometió un premio de $25.000 dólares.

Despegó de Nueva York a bordo del Espíritu de Saint Louis (como se llamaba la aeronave) y aterrizó en París tras recorrer 5.760 kilómetros en un vuelo de 33 horas y media.

Su celebridad surgió en el acto. Cuando regresó de Europa, lo esperaban en su casa 3,5 millones de cartas y telegramas, algunos de los cuales incluían poemas, propuestas de trabajo y hasta de matrimonio.

El Aguila Solitaria, como se le empezó a conocer, Charles Lindbergh se casó en diciembre de 1927 con Anne Spencer Morrow.

Perdieron a su primer hijo en uno de los crímenes más sonados de la historia estadounidense: en 1932, el pequeño de 1 año y 8 meses dormía en su casa cuando fue secuestrado y luego asesinado. Su cuerpo apareció diez meses más tarde.

El piloto Charles Lindbergh murió en 1974 tras varios años de compromiso con la causa de la defensa ambiental

Tomado de:

LA REPÚBLICA DOMINICANA DESDE 1873 HASTA NUESTROS DÍAS

Charles A. Lindbergh visita la capital dominicana

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s